lunes, 3 de julio de 2017

Las serpientes autonómicas

El largo proceso de transferencias de las competencias sanitarias a las Comunidades Autónomas (CCAA) finaliza en 2002 cuando se transfieren a las 10 últimas CCAA pendientes de recibirlas. Desde entonces todas las CCAA tienen plena responsabilidad en la asignación presupuestaria en su sanidad pública. Esta entrada complementa la del pasado viernes ofreciendo una triple visión de la evolución del gasto en Atención Especializada (AES) y del gasto en Atención Primaria (APS) desde 2002 hasta 2015 por CCAA. Las tres perspectivas son necesarias para hacerse una idea cabal de lo ocurrido en cada CCAA. Como decía en la entrada anterior, no todas las CCAA han hecho lo mismo. La mayoría han desfinanciado más la APS que la AES, también en su gasto de personal. Pero sería injusto meter a todas en el mismo saco. Veamos lo ocurrido.




EVOLUCIÓN DE AMBOS GASTOS
Las siguientes figuras muestran la evolución del gasto en AES y en APS en relación al año 2002 que se considera base (2002=100). La serie de figuras se inicia con la que muestra lo ocurrido en el SNS y, a continuación, vienen las de cada CCAA por orden alfabético.






EVOLUCIÓN DE AMBOS GASTOS DE PERSONAL
Las siguientes figuras muestran la evolución del gasto en personal de AES y en personal de APS en relación al año 2002 que se considera base (2002=100). Igual que en el apartado anterior, la serie se inicia con la figura que refleja lo ocurrido en el SNS. Tras ella vienen las figuras de cada CCAA por orden alfabético.






EVOLUCIÓN DE LOS GASTOS PER CÁPITA
Las siguientes figuras no son tan difíciles de interpretar como parecen. Se representan en ellas los gastos PER CÁPITA que nos interesan. La población es la que dice el INE. Todos los gastos están referidos a la línea de color negro que representa lo que ocurre en el conjunto del SNS. Es decir, la línea de cada gasto muestra su evolución en relación con el respectivo gasto en el SNS. Explico con detalle la primera figura que representa a Andalucía pues del mismo modo se interpretarán todas las demás. Andalucía tenía los años previos a la crisis, entre 2002 y 2008, un gasto per cápita en APS (representado por la linea roja) entre un 10 y un 15% por encima del conjunto del SNS. A partir de entonces, ha ido reduciéndose respecto del conjunto autonómico hasta situarse en 2015 casi un 15% por debajo del SNS. Es decir, de estar un 15% por encima del SNS en 2008 a casi un 15% por debajo en sólo 7 años. Andalucía es, por tanto, la comunidad autónoma que más ha reducido el gasto per cápita en APS de todas las CCAA durante la crisis. Del mismo modo hay que leer, en esta y en el resto de las figuras, las restantes líneas que representan la evolución de los gastos per cápita en AES (línea azul), farmacia de receta (línea naranja) y gasto sanitario público (línea verde) de Andalucía respecto del conjunto del SNS.







COMENTARIO
Las figuras dan para escribir un pequeño resumen de lo ocurrido en cada CCAA pero no lo voy a hacer. Los lectores obtendrán sus propias conclusiones. Sólo destacar que Canarias se ha revelado como la única CCAA que ha sabido mantener durante todo el periodo, y especialmente durante los peores años de  crisis, un trato presupuestario igualitario a ambos niveles asistenciales. Por supuesto, no es la única CCAA que ha protegido la APS de la tendencia general a reducirle el presupuesto más que a la AES. Por ejemplo, Galicia y País Vasco también lo hicieron durante los primeros años del periodo estudiado pero a partir de 2012 (Galicia) y de 2013 (País Vasco) empezaron a financiar más la AES que la APS. Canarias, además del mantener la igualdad de trato presupuestario en ambos niveles durante todo el periodo, ha privilegiado un poco más el gasto de personal en APS que en AES, especialmente durante la segunda parte del periodo. Y que nadie me interprete mal, el mérito de Canarias no está en gastar más en APS que las demás (que no lo hace) sino en mantener un incremento presupuestario prácticamente idéntico en ambos niveles asistenciales a lo largo de todo el periodo 2002-2015. Eso no lo ha hecho ninguna otra CCAA. La cuestión es que si todas las CCAA hubieran hecho lo mismo que Canarias la atención primaria no hubiera empeorado presupuestariamente respecto de la especializada desde 2002 en adelante y no estaría hoy donde está: en la UCI. 
_________________________




Recomendados:

Si quieres Atención Primaria, díselo en los presupuestos

La "apuesta" de Andalucía por la Atención Primaria




2 comentarios:

  1. Muy interesante y útil el análisis que se presenta.
    Una observación: La clasificación funcional que se publica incluye la partida de gasto en "Farmacia" (que en realidad es el gasto de medicamentos en receta), la de "Servicios de atención primarios de salud"(APS) y la de "Servicios de Atención Especializada y Hospital"(AES). En esta última se incluye el gasto en medicamentos hospitalarios, que en los últimos años ha crecido de forma espectacular.
    Si desagregamos este gasto hospitalario por medicamentos y nos quedamos solo con el resto de gasto hospitalario y de especializada, el perfil de los gráficos cambia sustancialmente, porque el incremento que se observa en esta partida se debe sobre todo a medicamentos.
    Por otro lado si sumáramos el gasto de medicamentos por receta + hospital, veríamos que la mayor parte del incremento de gasto sanitario público es debido a ellos, en detrimento del resto de recursos asistenciales y partidas como la de APS o la de AES. En futuros análisis convendría estudiarlo de forma precisa.
    Ver análisis de F Lamata: http://fernandolamata.blogspot.com.es/2017/06/el-gasto-en-medicamentos-aumenta-el.html
    Saludos, gracias

    ResponderEliminar
  2. Hola Juan. Gracias por este análisis que completa el de hace una semana. Es cierto que el gasto en medicamentos hospitalarios está incluido en el gasto en AH, lo que por una parte puede cambiar los resultados del análisis y, por otra, indicar que el esfuerzo de las administraciones se vuelca en tecnología y medicamentos hospitalarios de un coste desproporcionado.
    Pero mi pregunta va por otro sitio. ¿El gasto imputado a AP es el presupuestado o el realmente gastado? Te comento esto porque en mi Comunidad Autónoma, desde que se crearon las Gerencias de Atención Integrada, los presupuestos para AP no son finalistas y son frecuentes las transferencias de presupuesto al hospital. En definitiva, nos es imposible conocer lo que realmente se gastó en AP en cada ejercicio presupuestario.
    Un saludo.

    ResponderEliminar